Archivo mensual: mayo 2011

Capítulo 6. Algo canta.

 Cuando llevas cuatro días grabando, ya empieza a parecer que se te repite el mes. Si además estás escribiendo lo que pasa por las cabezas de los presentes, lo que se te repite es el argumento. Qué le vamos a hacer, grabar pierde mucho glamour cuando hablas de horas encerrado (o en cerrado) repitiendo tomas, jugándotela al “esto es lo definitivo”.

Por cierto, a las 17:21 exactas hemos dado con la frase que nos faltaba para terminar definitivamente “Tienes la llave”. ¿Hubiera salido otra si no escogiésemos esta y hubiéramos seguido? Posiblemente. ¿Hubiera sido mejor? ¿Y la siguiente a esa? Los músicos hacemos una cosa que se renueva y se vuelve a crear constantemente, darle un carácter definitivo es hacer otra cosa destinta a la que hacemos normalmente. Pero, sin embargo, con un montón de posibilidades que no tiene lo que hacemos normalmente. Darse cuenta de ellas y aprovecharlas le da sentido a todo este cuaderno.

Tenemos la suerte de ser quien somos, y de tenernos para poder decir “nosotros”, así es como esto se convierte en divertido, y por eso no nos lo queremos perder ninguno.
   

  
6.1. Sing estar (estar cantando).

La voz es un instrumento curioso. No se toca, no se puede imitar con onomatopeyas, y, lo más importante, no hay que afinarlo antes de usarse. Sin embargo, el cantante es el instrumento más imitado, que todo el mundo pone en práctica. Ah, por cierto, la voz grababa hoy.

En la grabación de voces está el aparato que más me ha llegado al alma de todos los que nos graban parte a parte. La malla que sirve para interponerse en el camino de la voz al micro, y que, entre otras cosas, evita que los lanzamientos que todos hacemos al cantar lleguen al micro, tiene un nombre. Ese nombre es magnífico: Anti-pop. Parece estar hecho para ser serigrafiado en una camiseta. Me siento más seguro con este aparato evitando que nos reblandezcamos.

Y, por fin, después de cuatro días en que en mínimo minutaje había sucedido, nos juntamos los 5 noiah (y Ferni, por supuesto) en el estudio. Vaaale, igual hacemos más ruido si estamos todos, y si es sábado por la tarde, no te quiero ni contar. Y menos si es domingo. ¿Tú qué opinas, Ferni?